sábado, julio 04, 2009

Passarel.la Mallorca


El futuro de la moda balear avanzó anoche con decisión por la cuarta edición de la Passarel·la Mallorca.
Ocho artesanos locales de la moda y una visitante, Teresa Torres, elegida entre 25 aspirantes de todo el país para embolsarse 2.000 euros destinados a completar su formación, exhibieron sus creaciones en un multitudinario acto que contó con la asistencia de Rossy de Palma y Enrique Loewe, integrantes del jurado que iba a escoger al mejor diseñador, así como de numerosos representantes de la política balear, entre los que destacó Cosme Bonet, ataviado para la ocasión con una llamativa camisa rosa de cuello blanco.



Georgina Ordinas fue la encargada de pisar en primer lugar la alfombra roja, y lo hizo con buen pie. Sus modelos, de cortes rectos y hombros prominentes, tiñeron de negro una pasarela que se salpimentaría después con las especias, denominador común de la velada, y la hicieron merecedora del principal galardón, el premio Passarel·la, dotado con 4.000 euros.

Victoria Paolicchi, por su parte, homenajeó al azafrán con creaciones a base de fieltro, punto y organza, en tonos marrones y con espaldas desnudas. Helena Tarongí optó por la crítica a la industrialización con metalizados y aperturas que coqueteaban con lo prohibido, y algún que otro toque en azul y blanco.

De la propuesta de Cati Serra destacaron las reminiscencias japonesas y los voluminosos complementos en marrón, mientras que Silvia Blasco se decantó por combinar con el blanco verdes y azules.

Clara Garau, que repetía en la pasarela, se basó en la piel de naranja y el jengibre para proteger del invierno; Juanma Torres aportó las dosis más elevadas de elegancia; y Natalia Bañón jugó con transparencias y grandes escotes, y logró conquistar al respetable, que la convirtió en ganadora del premio del público mediante una votación por SMS.

La diseñadora gallega María Barros, que ejerció de madrina, confesó su satisfacción con el trabajo de patronaje de los diseños presentados. "Me sorprende la elaboración de las prendas, que están muy bien rematadas", explicó la modista, que puso el broche final a la noche con sus propuestas para el invierno de 2010, inspiradas en el art noveau, con la incorporación, como novedad respecto al desfile en Cibeles, de parte de su trabajo con el mobiliario. +DiariodeMallorca




3 comentarios:

Anto. dijo...

Me moría por ir, y no pude :/
Buen blog!!
Muá!

Gasteizshopper dijo...

¡¡qué buena pinta!! me encantan esos eventos!!

Un besote

JohnQ dijo...

Pobre Helena y Natalia que les has negado las negritas...

Muy cachondo lo de los SMS, nunca lo había visto.

Hoy te vemos aquí, en el gallinero, junto a las abuelicas. Pero que se preparen mañana. Yo ya tengo preparado el roaming, por si me pilla en el extranjero, jejeje.