martes, agosto 03, 2010

Image and video hosting by TinyPic


Para algunas personas, de forma inexplicable, el amor se apaga. Para otras, el amor sencillamente se va. Si bien es cierto, por supuesto, que el amor también puede encontrarse, aunque sea solo por una noche. Sin embargo, existe otra clase de amor, el más cruel, aquel que prácticamente mata a sus víctimas. Se llama amor no correspondido. La mayoría de historias de amor hablan de personas que se enamoran entre sí, pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Quién cuenta nuestra historia? La de aquellos que nos enamoramos solos, somos víctimas de una aventura unilateral, somos los malditos de los seres queridos, los seres no queridos, los heridos que se valen por sí mismos, los discapacitados sin plaza de aparcamiento reservada. Sí, estáis viendo a una de estas personas.

8 comentarios:

Davis dijo...

Es impresionantee el texto al igual que estoy leyendolo de una persona asii yo tambien soy de ese tipo de personaas q tocados a ser diferentees no puede expresar su amor o deciirlo en voz altaa por miedo a represalias o negaciones un gran post sin duda te feliciito. Un abrazoo

Jose Galiana dijo...

Me ha encantado el texto, igual que me encanta tu blog.

Un saludo.

WTT dijo...

Cada vez que entro, cada vez me gusta más tu blog

Mauricio Milano dijo...

YO cuento nuestra historia!! Yo la cuento, porque es mía también. Y el título de mi novela es a penas el principio.

Nereida dijo...

Supongo que no la cuentan, por que lo que vende son los finales felices y la ciencia ficción... La mayoría somos amantes solitarios y todos conocemo nuestra propia historia, mejor nos cuentan un cuento y nos dejan contentos...
Un beso

JohnQ dijo...

Algo más retorcido, pero más doloroso, es saberse amado por la persona "perfecta" y ser incapaz de corresponderle.
De todos modos el amor correspondido a veces termina simplemente en mal aliento por las mañanas y baño compartido sin pudor. Así que en estos casos es mejor quedarse con un amor perfecto imaginado y un "ella/él se lo pierde" de un buen amigo...
En definitiva: jamás amar puede convertir a alguien en víctima. Ser incapaz de amar, en cambio, sí.

"MaU" dijo...

me senti identificado en todo lo que escribiste... me uno a esa raza de gente cuyo amor no es correspondido...
abrazo

Ms Rochudez dijo...

Hermoso el texto Yorens, pero concuerdo con Jhon Q.
Es mucho más terrible no poder corresponder, ver a esa persona encontrarla perfecta, verle sonreír cuando te mira, verle triste porque te vas, verle y saber que no sientes lo mismo te hiere.